Cerrar

La vida es una carrera. No llores si la pista es áspera y la meta distante. Un día la alcanzarás. La vida es un viaje. No reclames si las tormentas golpea el casco de la nave o los vientos desgarran las velas. Un día llegarás a tu cielo. La vida es crecimiento. No encuentres fallas si la semilla permanece sumergida en la tierra oscura antes de que crezca y floree. Un día tendrás tu cosecha. La vida es una peregrinación. No titubees en el camino con autocompasión porque las piedras cortan tus pies y dejas la sangre en el camino. Un día llegarás a la tierra de Dios.